Firebird

Xavier Calvet

Referencia: BC.322
Fecha de lanzamiento : Septiembre 2017
Formato: LP, Digital

En esencia, lo que buscamos al escuchar una canción es lo mismo que anhelamos cuando conocemos a alguien: que esté a nuestro lado para soplarnos las nubes en días grises y, también, para subirnos a hombros cuando el sol nos pinta una sonrisa en la cara. Una canción es al mismo tiempo punto de anclaje y compañera de viaje y puede que Xavier Calvet sea ahora más consciente de ello que nunca. Porque gracias a escribir y grabar “Firebird” ha podido transformar la borrasca emocional propia de la pérdida y la añoranza en melodías catalizadoras con las que seguir avanzando –¡siempre adelante!– por esa maravillosa y a veces jodida travesía que es la vida.

“… Keep the memories in your mind…” es un sabio consejo para encarar el futuro recordando a los que ya no están y eso es precisamente lo que hace Calvet a partir del tema inicial “The Gray Lane”, dos minutos y tres segundos de desnudez emocional e instrumental. “Honolulu”, con su lap steel de regusto hawaiano y los teclados en modo clavicordio del estribillo, resplandece con un optimismo (“… Now all the troubles are fading away / I’m gonna make you feel right…”) que en “Say Stop” galopa con el ímpetu de esa banda que nos saludaba desde Asbury Park, N.J… Y subido a las tablas del Grand Ole Opry, templo de Nashville, se imagina uno a Calvet y compañía (más adelante hablaremos de ellos) interpretando “Lovelight”, hit para un sábado noche en busca de un poco de amor.

También teñida de sonoridades americanas, con esa Rickenbacker de 12 cuerdas que George Harrison y Roger McGuinn elevaron a los altares del rock, despunta “Little Girl”, un tema que Calvet ha recuperado de su anterior proyecto Lazy Juo. Y qué decir del solo central de la preciosa y pausada “In My Dreams”, evocando ese fraseo característico de Neils Cline de Wilco; o de la bruma eléctrica que envuelve la agridulce “Fall Out Boy”, con Calvet cantando “Once you think you know it all it breaks in pieces / It’s the time to be alone” en una onda similar a la del Ryan Adams más apesadumbrado…

Cuenta Calvet que durante el siempre difícil proceso de búsqueda de un título para el disco empezó a indagar en la figura del ave fénix y descubrió una serie de relatos que hablaban de ese pájaro de fuego como un ser mágico y benefactor que ayudaba a los más desfavorecidos apareciendo de noche por sorpresa, con su aura incandescente. Es una imagen de gran fuerza poética que conecta tanto con el espíritu sanador de la música como con la voluntad del propio Calvet de seguir alzando el vuelo, a pesar de los pesares. Y nada mejor que hacerlo en compañía, claro.

Porque “Firebird” no puede considerarse realmente el debut en solitario del líder de Bullitt; no puede serlo si el de Sant Feliu de Guíxols se ha rodeado de semejante grupo de músicos / amigos: Vidal Soler (de Copa Lotus, a la guitarra eléctrica, lap steel, mandolina), Guillem Caballero (Els Surfing Sirles i Joan Colomo; teclados), Enric Pla (Bullitt; batería), Víctor García (The Unfinished Sympathy; batería) y Marc Clos (The New Raemon, Nueva Vulcano; percusiones y vibráfono). Mención especial merece Santi García (No More Lies, Vistalegre) en su doble condición de bajista y productor, pues su complicidad fue clave para que en su estudio Ultramarinos Costa Brava Calvet pudiera ir puliendo las canciones que previamente se habían grabado allí y en el estudio Cal Pau Recordings que Fermí Roca (Biscuit) tiene en Sant Pere Molanta, a pocos quilómetros de Barcelona.

I met a good friend in my teens He showed me how to play everything He told me stories by the sea He pushed away the clouds over me…

Un amigo, una canción y el sol que se cuela por entre las nubes. La vida sintetizada en una estrofa, muy Fountains of Wayne, de ese hit veraniego que debería ser Summer Promotion. Ya lo es para los que hemos escuchado “Firebird” en bucle y lo será en breve para los que han descubierto a Xavier Calvet & his band después de verles compartir escenario con Fleet Foxes, Jack Johnson o The White Buffalo.

Pero este vuelo incandescente no ha hecho más que empezar…

Roger Estrada

Videoclip

Booking

To Be Confirmed

tule@tobeconfirmed.cat
berta@tobeconfirmed.cat