The Sorts

Slint, Rodan y Hoover. A principios de los años 90 estos tres grupos sirvieron de lanzadera de otros interesantes proyectos. De las cenizas de Hoover, por ejemplo, surgirían The Crownhate Ruin, June of 44, Regulator Watts o el grupo que nos ocupa, The Sorts. En una escena -la de Washington DC/Dischord– dominada por el post-hardcore altamente inflamable de Fugazi o Jawbox, grupos como The Sorts o Smart Went Crazy opusieron una manera de hacer más relajada, de juegueteo instrumental, de tiqui-taca bajo y batería. Fugazi ya tenían sus momentos de chavales-de-Washington-imitando-a-Funkadelic pero The Sorts (y luego también The Boom o HiM) convirtieron esa intención en su razón de ser, tanto a nivel compositivo como interpretativo. Intentaron alejarse de sus raices punk y rock, para reivindicar el legado de géneros como el jazz, el dub o incluso el psychedelic funk (los fanzines de la época lo llamaron post rock, que era más corto y estaba más de moda).

El grupo empezó como un proyecto colaborativo entre los músicos Joshua LaRue (ex-Rain Like The Sound of Trains y que ahora pasó a tocar la guitarra y cantar), el bajista Stuart Fletcher y el batería Chris Farrall (que venía de Hoover, grupo del que había formado parte cuando era todavía menor de edad). A medida que el grupo se fue consolidando (discos en Slowdime Records o Southern y giras constantes sobretodo por EEUU, pero también por Europa y Japón), The Sorts se fue abriendo a colaboraciones con otros músicos. Es así como Joe McRedmond (ex-Hoover y ex-The Crownhate Ruin), Carlo Cennamo (saxos, también en los imprescindibles The Boom) o Vin Novara (teclados, ex-The Crownhate Ruin) pasaron a formar parte -más o menos- del grupo.

Pudimos charlar un rato con Josh LaRue.

Podrías hacer una pequeña introducción sobre la historia del grupo para aquella gente que no os conozca? Era The Sorts tu proyecto personal?

La base de The Sorts siempre fuimos Chris, Stuart y yo mismo. Empezamos a tocar juntos hacia finales del 94 o principios del 95. Era un proyecto colaborativo, algo que hacíamos entre los tres. Yo escribía las letras y cantaba, pero la música era cosa de los tres. Nuestros primeros tres discos eran básicamente nosotros tres. Hacia 1998 ya empezamos a invitar a otros músicos a sesiones de grabación y conciertos. Vin Novara estuvo tocando el piano con nosotros durante un tiempo y aparece en algunas sesiones de grabación, aunque nunca salió de gira con nosotros. Carlo Cennamo (alto sax) fue el primer fichaje en serio, vino con nosotros a Europa en el 98 y grabó con nosotros por primera vez en Hawaiian Bronco. Joe McRedmond entró como segundo guitarrista en 1999 y permaneció en la banda hasta que nos separamos al principio del 2000. Fred Erskine también aparece en More There tocando la trompeta (yo también grabé alguna otra sección de vientos en ese disco)

Aquello de que escribir sobre música es como bailar arquitectura es bastante cierto. Post-rock era una etiqueta que venía bien para describir lo que parecía ser una dirección musical en aquel momento

Normalmente se describía a The Sorts como post-rock, pero creo que el grupo era más pre-rock: dub, jazz, incluso funk. Cual es la descripción más extraña que has leído sobre el grupo? Crees que tiene algún sentido intentar describir a qué suena la música?

Sí, las descripciones sobre música tienen su miga. Aquello de que escribir sobre música es como bailar arquitectura es bastante cierto. Post-rock era una etiqueta que venía bien para describir lo que parecía ser una dirección musical en aquel momento, principios de los noventa, en el que gente que venía de un background punk rock de repente se ponía a emplear elementos que no venían del punk ni del rock. Como muchos otros términos, “post rock” no tiene mucho significado, pero a la gente siempre le han gustado las etiquetas para describir música y puede ayudar a describir algo novedoso o diferente. También puede ayudar a que los sellos vendan más, que los grupos consigan más conciertos y hacer que gente que no te conoce de nada se interese por tu música. Pero también puede dar una impresión equivocada de lo que haces y alejar a alguien a quien no le guste la etiqueta de “post rock” o “Punk” o “Electrónica”.

En The Sorts (especialmente esos primeros años en los que éramos sólo nosotros tres) escuchábamos mucho dub, jazz y funk pero también punk y rock, la música con la que crecimos. También había esa otra corriente de bandas que nos sirvieron de influencia. Todo eso acabó apareciendo en nuestras canciones.

En The Sorts escuchábamos mucho dub, jazz y funk pero también punk y rock, la música con la que crecimos

No recuerdo la descripción más estrambótica, aunque seguro que hubo montones. Éramos un grupo bastante inusual. Recuerdo que había varios técnicos de sonido (los tíos que llevaban la mesa de sonido, y en este caso en concreto eran tíos) que nos preguntaban si nos gustaba Zappa. Una vez se rieron de nosotros en el DC City Paper (un periódico gratuito) diciendo que sonábamos a Steely Dan. Como nuestras primeras canciones eran deliberadamente lentas, alguien tuve la ocurrencia de llamarnos “Patience-Rock”. Y también nos han descrito como “jammy” cuando la gente empezó a utilizar esa etiqueta hacia finales de los noventa.

Qué te llevó a  empezar a hacer música? Qué hizo que pararas?

Por lo que respecta a The Sorts, empezamos a tocar porque éramos amigos y teníamos gustos musicales similares. Chris estaba en Hoover y yo en Rain Like The Sound of Trains. Los dos grupos tocamos juntos en varios conciertos y ambos se separaron alrededor de la misma época. Chris y yo queríamos tocar juntos y yo personalmente quería centrarme en la guitarra (hasta entonces había estado tocando la batería), y conocíamos a Stuart, así que decidimos intentar hacer algo juntos. The Sorts dejamos de tocar cuando Stuart volvió a Seattle. Estábamos menos activos esos últimos años, pero todavía tocábamos. 6 Plus fue nuestra última grabación y no tocamos mucho en directo después de ese disco. Stuart se mudó poco después, no hubo ningún mal rollo, simplemente gente que pasa a una nueva etapa en la vida.

(Foto: Amalia Diaz)

El grupo en el que estabas antes de The Sorts, Rain Like The Sound of Trains, compartían un cierto sonido relajado, como orientado a la improvisación y el juegueteo instrumental. Intentasteis cambiar esa orientación cuando empezasteis con The Sorts?

Sí, teníamos bastantes similitudes. Cuando me uní a RLTSOT todos escuchábamos a The Meters y otros grupos de funk que estaban orientados al guitarreo. Todos veníamos de escuchar rock y luego punk rock. RLTSOT ciertamente rockeaban más! Pero ambos grupos tenían gusto por el juego instrumental, sí. Soul, funk, rollos jamaicanos.. Pienso que RLTSOT intentaban ser más “heavy”, musicalmente y políticamente. Y había un intento consciente de adoptar influencias soul/funk que intentábamos combinar con un sonido más rock y más post-hardcore.

The Sorts eran un poco distintos. Intentábamos precisamente no roquear, especialmente al principio. Queríamos que el bajo y la batería fueran tan importantes como la voz o la guitarra, que fueran algo en lo que pudieras fijar tu atención como espectador. Nos concentrábamos en cada canción y en sus distintas partes y que no estuvieran totalmente centradas en la guitarra. Aunque a medida que fueron pasando los años, y ciertamente tras la entrada de una segunda guitarra, las influencias rock se hicieron más pronunciadas. Especialmente las partes que recordaban más a Funkadelic. Distorsión, wah wah, delays… 6 Plus va totalmente en esa línea.

Con The Sorts intentábamos no roquear. Queríamos que el bajo y la batería fueran tan importantes como la voz o la guitarra

Cómo recibió la escena de Washington DC a grupos como el vuestro, HiM o The Boom? Fugazi y Hoover ya tenían sus momentos instrumentales pero vuestro approach era totalmente distinto.

Teníamos nuestra pequeña escena en funcionamiento. Era como algo pequeño que formaba parte de algo más grande. Creo que todas esas bandas que mencionas eran más bien recibidas fuera de DC: otras ciudades americanas, Europa, Japón. Pero sí, teníamos también nuestro grupo de seguidores en DC. Nos prestábamos apoyo los unos a los otros y nos seguíamos mútuamente. Formábamos parte de esa escena de los 90 / Fugazi / Dischord en el sentido de que eran amigos, conocíamos los grupos, íbamos a sus conciertos, etc… Pero al mismo tiempo intentábamos encontrar nuestro propio camino, nuestro sonido. Con The Sorts queríamos hacer algo que sonara nuevo. No estoy seguro que la gente lo recibiera así, pero eso era lo que intentábamos hacer. Queríamos hacer las cosas de manera distinta, eso seguro.

Hicisteis muchos conciertos o estabais más preocupados en tocar para vosotros mismos, grabar discos, etc..?

Hicimos un montón de tours y tocamos en un montón de conciertos. Del 95 al 2000 tocábamos sin parar. Hicimos la costa Este de EEUU muchas veces. Hicimos varios tours por EEUU tocando en todas partes al menos una vez, hicimos dos giras por Europa (6-7 semanas) y fuimos a Japón una vez. En esos cinco años nos mantuvimos muy activos. Ensayábamos mucho, grabamos cinco discos y un par de singles, hicimos muchos conciertos en DC, giramos, hicimos conciertos con grupos similares, etc…

Formábamos parte de la escena de Fugazi o Dischord pero al mismo tiempo intentábamos encontrar nuestro propio camino, queríamos hacer algo que sonara nuevo

Joe McRedmond y Fred Erskine tocaron en The Sorts, cómo los conociste? Creciste en DC? Eran Hoover tan buenos como cuando los pudimos ver quince años después?

Ninguno de nosotros creció en DC. Creo que el padre de Fred vivió allí. Fred se mudó a DC en 1990, cuando tenía unos 18 años. Joe llegó a la ciudad en el 91, procedente de Pennsylvania. Los conocí a los dos poco después de mudarme, en 1992. Éramos todos jóvenes músicos con muchos intereses en común y nos hicimos amigos muy rápidamente. RLTSOT y Hoover empezamos a tocar alrededor de 1992, e hicimos varios conciertos juntos. Vivíamos todos en el mismo vecindario. Hoover eran fantásticos. Es una lástima que duraran tan poco tiempo. Un grupo de músicos excelentes que tenían un gran compromiso y que se complementaban de manera perfecta. Era genial verlos en directo. Dinámico, excitante, potente y muy inspirador.

Estás en contacto con los otros miembros de The Sorts? Tocas con ellos de vez en cuando?

Sí, mantenemos el contacto, aunque los tres vivimos en ciudades distintas que están muy lejos entre sí. Chris sigue en DC (creció allí), Stuart lleva en Seattle unos diez o quince años. Yo vivo en Austin, Texas. Yo crecí en Texas y toda mi familia es de por allí. Todos hemos acabado volviendo al mismo lugar en el que crecimos. The Sorts no hemos tocado juntos desde el 2002, ¡hace mucho tiempo! Chris y yo tuvimos un grupo llamado Played Tomorrow unos pocos años después de The Sorts, al final de la década del 2000. Hicimos algunos conciertos y grabamos un disco que fue editado en CD por un sello japonés en 2009. Era un rollo bastante similar a The Sorts, casi nadie lo conoce porque no tuvo distribución en Europa. Creo que les gustaría a los fans de The Sorts…

Me encanta el grupo Sevens, pero era Chris quien estaba en el grupo y no tú, verdad? Creo que tú participaste en uno de los singles?

Chris y yo estábamos en Sevens. Yo tocaba la batería al principio. Luego entró Chris y yo pasé al bajo. Éramos amigos de los hermanos Sullivan y Bobby estaba en RLTSOT conmigo. El grupo empezó alrededor de la misma época que The Sorts pero no duramos mucho, quizá un año o dos. Chris y yo estábamos muy centrados en The Sorts.

Planteasteis cada disco de manera distinta o ves vuestra discografía como una gran colección de canciones? De qué disco te sientes más orgulloso?

Nuestros objetivos eran distntos con cada disco. Nuestro primer album, Common Time, era básicamente un documento de la primera tanda de canciones que hicimos juntos. Lo grabamos muy rápido y de manera sencilla; todo en directo y después le añadimos las voces. Los siguientes dos discos, Gateway Sounds y More There, estaba compuesto por canciones que hacíamos en directo, pero ya empezamos a experimentar más en el estudio. Añadíamos partes que no hacíamos en las versiones en directo de las mismas canciones. Esos dos discos son mis favoritos. Fueron muy divertidos de escribir y grabar, nos lo pasamos muy bien tocando aquellas canciones. Nos planteábamos desafíos y trabajábamos y experimentábamos mucho. Carlo y Fred añadieron sección de viento a una canción, quizá fue la primera vez que se involucraba alguien que no fuera nosotros tres. El siguiente disco, The Hawaiian Bronco, era mucho más experimental, intentamos utilizar el estudio como instrumento con el que escribir las canciones. Hubo un par de remezclas de canciones antiguas, y otras cosas que hicimos en el estudio pero no en los conciertos de después. Chris y Stuart tuvieron mucho más protagonismo a la hora de perfilar el sonido de ese disco. Los escuchaban mucho dub y querían añadir ese elemento. Otros músicos -además de Carlo y Fred- aparecieron en el disco. El 7” que hicimos para Southern y el split single con The Boom se grabaron en esta época y tienen las mismas características. Nuestro quinto álbum, Contemporary Music, fue cuando empezamos a invitar a otros músicos al proceso de composición. Vin Novara se involucró mucho y escribió con nosotros las canciones en las que aparece él. Para cuando salió el disco, Carlo y Joe formaban parte de la banda. Six Plus fue nuestro último disco. La primera canción y la última eran bastante experimentales, utilizamos las posibilidades del estudio para darle como un formato de libro, con las otras seis canciones. Lo titulamos “Six Plus” porque era nuestro sexto trabajo, y también porque eran seis canciones “reales” y dos cosas adicionales. Los cuatro compusimos las canciones a base de tocar e improvisar en el local, y el disco refleja muy bien cómo sonábamos en directo por aquel entonces.

¡La música no se acaba nunca! Es parte de su gracia, hay mucho de lo que escuchar y aprender. Todavía toco música, sin muchas pretensiones

Añoro a The Sorts y ese estilo relajado de hacer jams, hay alguna banda actual con la que te sientas identificado? Qué tipos de música has estado escuchando últimamente?

Es raro, dirijo una tienda de discos y vendemos material de sellos nuevos, bandas de ahora, etc.. Pero personalmente no escucho mucha música nueva! Sé que suena mal. No pretendo sonar como el típico viejales cascarrabias que cree que todo era mejor hace veinte años, estoy seguro de que ahora hay bandas fantásticas haciendo música, es sólo que soy la persona equivocada a la que hacerle la pregunta. Bueno, no es del todo cierto. Escucho muchas cosas en la tienda y hay cosas que sí que me llaman la atención, aunque no estoy seguro de que se puedan relacionar con The Sorts (lo podeis decidir vosotros!): “Cry-Fi”, de Benjy Ferree es genial, me gusta el nuevo disco de Allah-Las, el disco de Moon Duo del año pasado. No sé… Deberías preguntarle a otra persona!

Últimamente he estado escuchando mucho jazz, soul, música jamaicana. Me gusta el nuevo de A Tribe Called Quest. He descubierto recientemente a Stereolab y Spacemen 3, cosas de Cumbia en Discos Fuentes (dos recopilatorios geniales editados por un sello de Nueva Orleans llamado Domino Sound). Y he estado dedicado a buscar discos de Texas Soul y Garage. ¡La música no se acaba nunca! Es parte de su gracia, hay mucho de lo que escuchar y aprender. Todavía toco música, sin muchas pretensiones. Tengo una banda en Austin que se llama Every Shape A Diamond. No tocamos mucho en directo, sólo un puñado de shows al año. Pero sacamos un disco hace un año y estamos trabajando en el siguiente. Todavía me encanta tocar y grabar discos. Y escucharlos. ♦


The Sorts Six Plus LP
(Edición limitada de 150 copias en vinilo de color)

El último disco de The Sorts “Six Plus” fue originalmente publicado en 2003 en formato CD. Así que tenemos estamos muy contentos de poderlo reeditar esta vez en formato vinilo. Grupo que reivindica el legado de géneros como el jazz, el dub o incluso el psychedelic funk, en la escena punk de DC. Formado por los músicos Joshua LaRue (ex-Rain Like The Sound of Trains), el bajista Stuart Fletcher y el batería Chris Farrall (Hoover). Recordar que nuestros discos no tienen gastos de envío. Más información


Manel Peña (Barcelona, 1974)

Trabaja en una biblioteca y antes fue maestro de primaria. Ronca cuando duerme y le gusta la tortilla de alcachofas. Practica regularmente yoga y pilates. En su momento llegó a ver a Aina unas 76 veces y hacía un fanzine a mediados de los 90 llamado Miroslav Mecir. También colaboró con el Absolut zine y ha perdido montones de dinero organizando conciertos. Sus tres bandas de Dischord favoritas son Lungfish, No More Lies y Faraquet.