Entrevista a The Promise Ring

The Promise Ring no son una banda nada corriente. Ni lo son sus guitarras, ni sus abstractos y breves textos, ni la particular y chillona voz del ex-Cap’n’Jazz Davey Von Bohlen. De hecho, sin planteárselo, el cuarteto se ha convertido en toda una referencia para cientos de bandas de hardcore emocional a lo largo del planeta. Aunque, incomprensiblemente, siguen siendo menos populares de lo que merecen. Para conseguirlo han tenido que trabajar duro y ofrecernos trabajos tan apreciables como su split single junto a los fenecidos Texas is the Reason, el single Falsetto Keeps Time, su debut en larga duración 30 Degrees Everywhere, la compilación The Horse Latitudes y su reciente álbum Nothing Feels Good, producido por el mismísimo J. Robbins y publicado nuevamente por Jade Tree Records. Para acercarnos un poco más a una de las formaciones más interesantes del hardcore menos afilado del momento, decidimos contactar con Daniel J. Didier, su batería.

La primera pregunta es, obviamente, si estáis contentos con vuestro nuevo disco Nothing Feels Good (1997).

La verdad es que estamos realmente encantados con Nothing Feels Good, con lo cual no creo que sea necesario que insista en el hecho de que se trata, con mucho, de nuestro disco favorito hasta la fecha. Los Easley Studios de Menphis resultaron ser un sitio encantador en el que nos relajamos sin problemas y j. Robbins, el productor, se comportó de una forma increíble. Hubo mucha química y las cosas salieron como todos esperábamos. Por eso precisamente, es por lo que vamos a volver allí para grabar nuestro próximo disco.

Normalmente se os define como una banda de emo, pero me gustaría saber qué pensáis de esa etiqueta y cómo podríais vosotros mismos definir vuestra música.

Te aseguro que no me gusta ninguna etiqueta, creo que es una palabra realmente estúpida. Suena casi como Elmo, el monstruo de color rojo del Barrio Sésamo. Las etiquetas son únicamente herramientas que alguien decide inventar para poder categorizar fácilmente a un determinado tipo de bandas o de artistas. Algo así como “grunge” o “prog-rock”, etiquetas para que la gente pueda digerir de un modo sencillo la información que recibe. De todas formas, no creo que haya nadie que se deje guiar ciegamente por esa etiqueta, verás es una tontería. Imagínate que no compras algo en una tienda de comestibles hasta que no te encuentras con una etiqueta muy grande encima que te dice qué es.

Resulta estúpido que una vez has compuesto tus canciones, venga alguien y te diga ¡eh chicos, lo que estáis haciendo en vuestra banda se llama emo!

Resulta estúpido que una vez has compuesto tus canciones, venga alguien y te diga ¡eh chicos, lo que estáis haciendo en vuestra banda se llama emo! Por otro lado, tampoco puedo definir nuestra música, porque creo que mi trabajo no guarda ninguna relación con definir o categorizar el sonido de mi propia banda. Sigo pensando que ese trabajo está especialmente indicado para los fans de Barrio Sésamo.

No vamos a negar que The Promise Ring son una banda joven sin demasiado pasado, pero lo cierto es que os habéis convertido ya en toda una referencia musical, algo similar a lo que ocurre con Sunny Day Real Estate. ¿Te sientes orgulloso de que The Promise Ring, en tan poco tiempo, hayan acabado siendo tan importantes e influyentes para otras bandas?

Mira, lo divertido de este asunto es que yo no tengo ni la más remota idea de la importancia que podemos tener para otras bandas, o para el mundo de la música. No quiero pensar en nuestra importancia, porque eso genera cierto tipo de responsabilidades y te aseguro que yo solamente me siento responsable de mi batería. Eso es lo único que puedo añadir, si hay alguien que piensa que The Promise Ring son muy importantes, pues bien gracias, me alegro, pero yo seguiré haciendo exactamente lo que quiero hacer sin preocuparme nada por ello.

Me gustaría saber tu opinión con respecto al sentido de la edición de The Horse Latitudes (1997) y cuál es el motivo de que exista “Scenes from France” y esa especie de continuación que es “Scenes from Parisian Life”.

Editamos The Horse Latitudes sencillamente para reunir nuestros singles en un único compacto, aunque a última hora decidimos añadir dos temas extra por diversión. También nos tomarnos algunas licencias poéticas en los textos que añadimos. Esto último ocurrió porque Davey, que escribe todos los textos, vino con algunas ideas nuevas que nos parecían atractivas y pensamos que no estaría mal añadir esas líneas de más. Por lo que respecta a la relación entre los temas que comentas, no se trata de ninguna evolución ni nada por el estilo, sino de dos temas distintos. Creo que estoy algo confuso con tu pregunta… Uno de los temas apareció en el single Falsetto Keeps Time , mientras que el otro pertenece a nuestro primer álbum, 30 Degrees Everywhere. Tienen títulos similares, pero no existe ninguna evolución de uno a otro.

Las letras cortas permiten interpretaciones mucho más ricas que las largas. Por ejemplo, el poeta William Carlos Williams escribió poemas increíbles que eran de una brevedad enfermiza y a estas alturas yo sigo intentando interpretarlos.

Las letras de vuestras canciones son siempre cortas. A veces me pregunto si la razón no será que estáis más interesados en la forma de decir las cosas que en lo que realmente decís.

Sinceramente creo que las letras cortas permiten interpretaciones mucho más ricas que las largas. Por ejemplo, el poeta William Carlos Williams escribió poemas increíbles que eran de una brevedad enfermiza y a estas alturas yo sigo intentando interpretarlos. Es decir, que se puede decir mucho diciendo muy poco.

¿Cuales son los motivos para que hayáis elegido una letra de Mark Kozelek de Red House Painters para vuestro tema “A Picture Postcard”?

Bien, creo que la respuesta no resulta demasiado complicada si estás familiarizado con los textos que acostumbra a escribir Kozelek. Son sencillamente asombrosos y los motivos por los que Davey eligió usar un texto perteneciente a Red House Painters es porque no podía expresar por si mismo lo que intentaba transmitir en esa canción concreta.

A primera vista, da la impresión de que The Promise Ring es una banda que va por libre pero supongo que os debéis identificar con algunas otras formaciones actuales.

Por supuesto, The Promise Ring podemos identificarnos con un buen puñado de bandas. Acabamos de volver de girar por Europa con Jets to Brazil y estoy convencido de que se trata de una banda excepcional. Por otro lado hemos girado hace poco con Jimmy Eat World y puedo asegurarte que su nuevo disco será increíble, he escuchado una copia de avance y me noqueó a la primera escucha.

Aunque tú no fueses miembro de Cap’n’Jazz, me gustaría saber qué opinas de Joan of Arc y cómo es vuestra relación en estos momentos.

Joan of Arc son buenos amigos nuestros. Creo que son una gran banda y grandes personas, pero tampoco puedo añadir demasiado al respecto.

No sé cómo, pero la gente de Playboy nos escuchó y en un especial que editaron sobre música nos definieron como la banda revelación de la temporada.

Siempre he pensado que tanto la imagen que tengo idealizada de vosotros como vuestro textos resultan muy melancólicos y poéticos. ¿Me equivoco en mi valoración o esa es realmente la imagen que pretendéis transmitir?

Nosotros no buscamos dar una determinada imagen. Debo repetirte que, sinceramente, no creo que ese sea el trabajo de los miembros de este grupo. Nosotros solamente escribimos canciones y no tenemos intenciones políticas ni nada oculto. Nuestra intención es tan sencilla como que la gente que nos escuche interprete las canciones de la forma que más enriquecedora le parezca.

Habéis trabajado con J. Robbins, pero también con Casey Rice y me gustaría saber que os llevó a tal decisión. ¿Su trabajo con Tortoise o…?

Decidimos trabajar con Casey por un hecho tan simple como que estuvo trabajando como ingeniero en el disco de Cap’n’Jazz. Para nosotros eso fue suficiente para elegirle.

¿Qué hay de cierto en que la revista Playboy os ha elegido como grupo de rock revelación del año?

No sé cómo, pero la gente de Playboy nos escuchó y en un especial que editaron sobre música nos definieron como la banda revelación de la temporada y a Jade Tree como el sello más interesante del año.

Quizás no seas la persona mas adecuada para contestar a esta pregunta, pero ¿cuáles fueron los motivos que llevaron a la separación de Cap’n‘Jazz?

Supongo que se debió a diferencias musicales entre sus miembros, pero no es un tema al que pueda añadir demasiado.

Creo que te he preguntado eso para remarcar que Davey perteneció en el pasado a ese grupo. ¿A que bandas pertenecisteis el resto de miembros del grupo?

Pues… Todos venimos de distintas bandas del medio oeste.

Estoy verdaderamente contento de poder vivir el retomo de Sunny Day Real Estate y tengo la esperanza de que vuelvan con algo distinto y sorprendente, porque el rayo nunca acierta dos veces en el mismo árbol.

Sin ánimo de ofenderos, creo que tanto The Promise Ring como Joan of Arc cuentan con vocalistas que cantan fuera de tono y que acostumbran a desafinar. ¿Se trata de que no os interesa demasiado la parte vocal, de que os parece una buena forma de expresar cosas…?

Bueno, no creo que tengamos una forma de trabajar las partes vocales predeterminada o que nos guste salirnos de tono. Nosotros le preguntamos a Davey si estaba interesado en ser el cantante de The Promise Ring, aceptó y el resto es historia. Nacimos con este talento especial y no con ninguna extraña filosofía sobre las partes vocales o sobre nada relacionado con eso.

Para acabar, me gustaría que me dieses tu opinión como aficionado a la música respecto a tres bandas concretas. Se trata de Sunny Day Real Estate, Mineral y Christie Front Drive.

Estoy verdaderamente contento de poder vivir el retomo de Sunny Day y tengo la esperanza de que vuelvan con algo distinto y sorprendente, porque el rayo nunca acierta dos veces en el mismo árbol. Por lo que respecta a Mineral, somos grandes amigos de sus miembros, por eso mismo te recomiendo que sigas sus pasos en Pop Unknown y The Gloria Record. Y lo mismo puedo decirte de Christie Front Drive, se separaron pero estoy seguro de que harán grandes cosas con sus nuevas bandas, Blue Ontario y Antártica.

.

Extraído de AbsolutZine número 5 de 1999.


Joan S. Luna (Barcelona) 

JoanSLunaSe inició en la revista underground con Metali-K.O. y a mediados de los 90 ocupó el puesto de jefe de redacción en MondoSonoro. Colabora también en diversos medios y periódicos como El País o El Mundo. Su primer libro fue “Los colores del underground” i ha participado también en la obra colectiva “Teen Spirit: de viaje por el pop independiente”. Suele ejercer con regularidad tanto de pinchadiscos como de remixer. Recientemente ha publicado su segundo single, “Two Sides”, con remezclas de artistas como The Suicide Of Western Culture, Kvinz, Strand o el ruso Ruslan Slatin.

“He escrito y escribo en diversas publicaciones, pero me siento especialmente orgulloso de haber colaborado de vez en cuando con Absolutzine. ¿El motivo? La pasión total que demostraba cada uno de sus números por la música sobre la que todos los implicados escribían. En realidad, echo en falta fanzines hechos con tan buena mano y dedicados al hardcore…”