Burning Airlines

Originalmente publicada en Absolut #5 (Enero de 1999)

Burning Airlines me suena a decadencia. Me suena a decadencia y me suena a yup­pies desesperados en un aeropuerto en llamas, me suena al derrumbamiento de la civilización tal-y­-como-la-conocemos, me suena a Douglas Coupland y a tragedia de los 90’s. Me suena a estilo de vida comido por su propia voracidad, y a teléfonos celu­lares comunicando para siempre, me suena al fin del mundo…

Pero aplicado a la comunidad musical de Washington DC me suena a renovación, a frescura, a nuevas ideas, a ilusiones, a potencia. Y suena a ave fénix.

Aún recuerdo la tristeza que sentimos por aquí cuando Jawbox, al borde de su nueva gira europea decidieron poner fin a un periplo de 7 años. Lo recuerdo casi con la misma intensidad que recuerdo las primeras noticias de una nueva banda con miembros de su antigua grupo: Burning Airlines surgen de la desintegración de Jawbox para ocupar un sitio que ganaron por una cabeza en su anterior aventura.

Burning Airlines son los ex­-Jawbox Jay Robbins y Bill Barbot (que contestó esta entrevista para nosotros) más Pete Moffett (ex-Wool).

¿Que diferencias veis entre Burning Airlines y las bandas en las que habíais estado antes (Jawbox y Wool básicamente)?

Bien, yo sólo puedo hablar desde la experiencia de haber estado en Jawbox, ya que ahí es donde estuve durante siete años antes de ésta banda. Hay diferencias bastante obvias: ahora somos tres miembros, yo (Bill) toco el bajo, tenemos dos personas que hacen coros… estas son las principales diferencias que vienen a la mente, pero estas esconden diferencias más sutiles. La dinámica de escribir canciones para un trío es muy diferente a nuestra vieja mentalidad en Jawbox, ahora tenemos mucho más espacio aural con el que trabajar cuando hay una guitarra menos. Para mí tocar el bajo es también muy diferente a tocar la guitarra, así como mi relación con la guitarra en Jawbox fue siempre muy rítmica, el hecho de que ahora yo sea oficialmen­te el bajista comporta un sentimiento muy diferente sobre mi rol a la hora de construir una canción. En Jawbox yo-trabajaba-con-el-bajo, y ahora yo-soy-el­-bajo.

Aparte, también tenemos una actitud diferente en esta banda. Jawbox estaba muy enfocado a ser la banda por encima de todo lo demás -si estamos grabando, si esta­mos girando, si estamos componiendo. Burning Airlines tiene una relación con todo esto mucho más casual-, ahora somos más mayores, y queremos asegu­rarnos de pasárnoslo bien, antes que tener una relación monomaníaca con el hecho de estar en una banda del estilo de “Este es el trabajo de mi vida. Estoy perdien­do el tiempo si no estoy haciendo música las 24 horas del día”. Estamos muy metidos en disfrutar de nuestra música y tomárnoslo con calma sin restar un ápice de intensidad a la música. Creo que se puede hacer…

Jawbox estaba muy enfocado a ser la banda por encima de todo lo demás. Burning Airlines tiene una relación con todo esto mucho más casual. Estamos muy metidos en disfrutar de nuestra música y tomárnoslo con calma sin restar un ápice de intensidad a la música

¿Cual fue el verdadero motivo de la separación de Jawbox?

Zach Barocas, nuestro batería, decidió que quería volver a la Universidad y acabar sus estudios universitarios. Consideramos la idea de trabajar con otro batería – de hecho, nos aprendimos todo nuestro set con Pete Moffett- pero no nos sentíamos cómodos. Parecía como si lucháramos por agarrarnos a algo que había llegado a su fin natural. No queríamos estar en un grupo que estaba en la UVI.

¿Cual crees que es el sitio para Burning Airlines en la actual escena americana y en DC? ¿Como os seguís llevando con Dischord, Fugazi, Slowdime,…?

Realmente prefiero no pensar en la música en términos tales como “escena”. Cuando me metí por primera vez en el punk-rock -hace 14 años- me molaba porque se trataba de eso, de NO estar en una escena, de no tener que vestir bien o tener los amigos correctos o conducir el coche más guapo, ni nada de eso… Se trataba de hacer lo que querías y tener la capacidad de expresarte por ti mismo de la manera que creyeras más correcta. Ahora, esto no afecta a mi relación con otras bandas de por aquí, ni siquiera de todo el país, nunca he tenido ningún problema en ser metido en el mismo saco que la gente de por aquí.Tenemos una gran comunidad musical en DC, y los chicos de Fugazi, Dischord, etc. siempre han estado de nuestro lado, y básicamente del de cualquiera que tenga ganas de enchufar una guitarra, subirse a un escenario y hacer algo de buen ruido. Así que nuestro sitio es apoyar este sentimiento, pero sin estar cargados de política -simplemente queremos tocar, y si nos sen­timos reconfortados por las virtudes de nuestra música, seremos felices.

Cuando me metí por primera vez en el punk-rock me molaba porque se trataba de no estar en una escena, no tener que vestir bien, o tener los amigos correctos o conducir el coche más guapo, ni nada de eso… Se trataba de hacer lo que querías y tener la capacidad de expresarte por ti mismo de la manera que creyeras más correcta

¿Que opináis de las bandas con las que estáis yendo de gira (The Promise Ring, los -supongo- fabulosos Jets To Brazil -con Blake ex­Jawbreaker-…)?

Ambas bandas que nombras son tremendas, aunque “ir de gira” es un poco una broma para nosotros. Yo tengo un trabajo muy sólido y que me ocupa mucho tiempo, y J. esta siempre super-ocupado grabando y produciendo discos para otras bandas. En mitad de estas actividades pro­curamos meter algunos ensayos, algo de tiempo para grabar y, ocasional­mente, algunos shows. De vez en cuando, encadenamos dos o tres shows en días consecutivos y lo llamamos “una gira”. Cuando tocamos con Promise Ring y los Jets to Brazil fue superguapo, especialmente porque no teníamos la presión de ser cabezas de cartel. The Promise Ring fun­cionan muy bien en los USA, así que simplemente nos apuntamos. Tocamos un puñado de canciones que nadie conocía, y a pesar de esto, tuvimos un recibimiento más que decente por parte del público. Me lo pase muy bien viéndolos tocar, estos chicos – the Promise Ring- tienen una gran habilidad para hacer grandes canciones pop. Jay está grabando a los Jets to Brazil esta semana, y son geniales! Realmente un gran escaparate retro-80’s para las sorprendentes letras de Blake. No puedo esperar a escuchar su disco.

¿Que tipo de experiencias tenéis a raíz del hecho de haber estado en una multinacional (quiero decir en los tiempos de Jawbox)?

No tenemos quejas por haber recibido una puñalada del “major label living”. Habían algunas cosas realmente chungas (la publicidad, el juego con MTV, el rollo “comercial-alternativo”, el marketing, etc.) pero, a pesar de todo, fue una oportunidad para unas cuantas bandas de probar algo diferente, y de veras, que miramos atrás y tenemos experiencias que nunca hubiéramos tenido en otro sello. No sé si es algo que volvería a hacer, pero nunca lo hubiéramos sabido sin probarlo…

No tenemos quejas por haber recibido una puñalada del “major label living”. Habían algunas cosas realmente chungas pero, a pesar de todo, fue una oportunidad para unas cuantas bandas de probar algo diferente

¿Que cosas nuevas puedes decirnos de DeSoto (últimos lanzamien­tos, alguna noticia, esperanzas…)?

Bien, el nuevo CD de Burning Airlines saldrá durante este invierno, una vez hayamos acabado de grabarlo. Acabamos de sacar un gran CD de un grupo de Milwaukee llamado Compound Red (amigos de los Promise Ring, pero un poco más oscuros y más complejos musicalmente), Shiner y The Farewell Bend. También tenemos algunos split singles a punto de salir. El gran lanzamiento es la recopilación de Jawbox (My Scrapbook of fatal accidents, con diseño de Josh de Punk Planet), que incluirá muchas canciones raras, de caras B y recopilaciones, así como algunos temas en directo y nuestras Peel Sessions..

¿Por qué es tan difícil encontrar vuestros discos en Barcelona?

Siempre hemos tenido problemas con la distribución en Francia y España especialmente. Parte del problema es que una gran parte de nuestras bandas nunca pueden girar por Europa, y entonces los distribui­dores y propietarios de tiendas no tienen ni idea de nuestra música. Es una pena, porque sé que os encantaría a todos!

Atención! Pregunta para Jay: ¿Que bandas estás produciendo últi­mamente? ¿Cuando vienes a España, amigo? (aquí, para gran tristeza de todos debo decir que esto último era para darle gusa de venir a producir a AINA, pero por personas próximas al círculo de la banda me he enterado que la cosa no va a poder ser -sí pudo ser finalmente, aunque un par de años más tarde-)

Por desgracia, J. no esta por aquí, pero para poder hacer esto, tendré que contestar por él. Jay está trabajando con los Jets to Brazil y acabando el último de los Dismemberment Plan para Interscope con Chad Clark, ex-Smart Went Crazy (lo están co-produciendo). Y también graban­do el disco de Burning Airlines cuando nos da tiempo!

Todo este asunto entre Blake/ Jawbreaker/ Jawbox/ Jets To Brazil/ Burning Airlines es una larga y extraña coincidencia. Kim y J. eran ami­gos de Blake antes aún de que yo entrara en la escena en 1990. No se si nadie se ha preocupado nunca de quien escogió el “JAWB…” primero. Ambos pasamos gran parte de nuestras carreras siendo confundidos el uno por el otro.

¿Te acuerdas de algo del show de Jawbox en Barcelona de hace 3 o 4 años? ¿Os gustó?

Si, tocamos en el Garatje (sic) con los Victim’s Family. Lo recuerdo todo muy caluroso, y con los españoles realmente disfrutando con Victim’s Family. No recuerdo si fuimos recibidos bien o mal, pero recuerdo que me encantó Barcelona. Y que perdí un calcetín cuando me cayó por la ventana de casa de nuestro amigo Xavi (Manresa, de Cap Cap Produccions, N. del. T.). Cayó en un parking donde no pude saltar la valla para recuperarlo.

¿Ves alguna diferencia importante entre las bandas americanas y las europeas?

No. Una de mis bandas favoritas ahora mismo es Europea; Komeda, de Suecia. Hay buena música allá donde la encuentras.

¿Que puedes contarnos de las vidas de Kim y de Zach en este momento? ¿Están ellos también en otros proyectos posteriores a Jawbox, descansando o qué? Diles que los queremos.

Kim está arriba alimentando a nuestros perros. Ella y yo hemos estado casados desde el 10/ 97. Ella hace de manager de Promise Ring, Dismemberment Plan, Burning Airlines y Braid, y lleva DeSoto con el tiempo que le queda. A parte también trabaja media-jornada en Dischord. Zach está en New York y está en un grupo llamado The Up On In. Son instrumentales, y J. acaba de producirles un 7″ hace tan sólo dos semanas.

¿Cual es realmente vuestra relación con Blake Schwarzenbach & co? Quiero decir: A) Estabais ambos en bandas que empezaban por “JAWB…”, B) Os separasteis después de grabar algún album para una multi, C) Hacíais giras -y aun las hacéis- juntos, D) Ambas ban­das erais buenísimas, E) Ambos tenéis nuevos proyec­tos entre manos, F) Estos nuevos proyectos tienen nombres rela­cionados con la aviación en los dos casos… Tantas coinciden­cias…¿PORQUE!!!?

Todo este asunto entre Blake/ Jawbreaker/ Jawbox/ Jets To Brazil/ Burning Airlines es una larga y extraña coincidencia. Kim y J. eran ami­gos de Blake antes aún de que yo entrara en la escena en 1990. No se si nadie se ha preocupado nunca de quien escogió el “JAWB…” primero. Ambos pasamos gran parte de nuestras carreras siendo confundidos el uno por el otro. Sin embargo, su situación con su sello y la nuestra con Atlantic son muy diferentes, y sus razones para separarse no tienen nada que ver con Adam Pfahler queriendo volver a la Universidad.

Por lo que respecta a los nombres de nuestras nuevas bandas, otra extra­ña coincidencia de nuevo. Nuestro nombre lo sacamos de una canción de Brian Eno, y era nuestro 50º intento de encontrar un nombre -el único que fue aprobado unánimemente-. No sé de donde sacaron su nombre los Jets. Como dije antes, nosotros realmente no “giramos” jun­tos, porque realmente no vamos de gira, pero hemos tocado algún show porque somos amigos, y nos gustan a ambos nuestras bandas. Es raro, lo sé, pero es la verdad.

EPÍLOGO:

Con esta formación Burning Airlines sacaron un primer 7″ y, poco después, su primer disco Mission: Control!, publicado en 1999 en DeSoto Records.
Incapaz de ir de gira a tiempo completo, Bill Barbot dejó la banda poco después de esta entrevista para ser reemplazado por un amigo y ex-roadie de Jawbox, Mike Harbin, también en la banda
Jack Potential, que pasó a ocuparse del bajo. Con esta formación estuvieron de gira, tanto por EEUU como Europa, y sacaron un segundo disco, Identikit, también en DeSoto, en 2001. Poco después, Benjamin Pape se incorporó como segundo guitarrista / teclados / vocalista.

Burning Airlines estaban a media gira por EEUU cuando ocurrieron los ataques del 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center de Nueva York. Muchos clubes se negaron a mostrar el nombre de la banda de manera prominente tan poco después de los ataques y la banda consideró cambiar de nombre, pero finalmente se descartó. El grupo acabó separándose en el año 2002, sin motivo aparente.

Jay Robbins aún estaría en dos grupos más: Channels, formados en 2003, con su mujer Janet Morgan como bajista y Darren Zentek, anteriormente de Kerosene 454 y Oswego, como batería, y Office of Future Plans, formados en 2009, con el violonchelista Gordon Withers, el bajista Brooks Harlan y también Darrek Zentek a los tambores.


Uri Amat (Barcelona, 1973)

ull_URILleva pisando estos campos del Señor desde hace más de 40 años. Su larga “militancia” en el underground empieza en su pre-adolescencia, cuando empieza a editar fanzines con su hermano mayor bajo los nombres más estrafalarios: Rowed Out!, Hangover y La Escuela Moderna son algunos de ellos. También ha estado implicado en otras publicaciones en las que, incomprensiblemente, le han dejado colaborar: la revista de tendencias AB, el fanzine Absolut de BCore y su posterior encarnación digital o el blog Gent Normal, entre otros. Nunca le han pagado ni un céntimo por ninguno de sus artículos o entrevistas. Pero como decimos en catalán: “ací caic, allà m’alço”.

Actualmente se dedica, cuando sus retoños se lo permiten, a ir a trabajar en bicicleta, visitar bibliotecas y beber en bares de viejos. Éstas (bicis, bares y bibliotecas) son las tres “B” básicas de la ciudad utópica fourierista en la que ingenuamente cree vivir hoy en día, mientras a su alrededor todo se derrumba.