Formación

Patrik Bergman: Bajo, voz, melodica, organos y teclados
Fredrik Brändström: Guitarra, voz, piano, organos y teclados
Jesper Löfroth: Guitarras y coros
Magnus Öberg-Egerbladh: Batería y percusión

Grabado

Producido por Pelle Gunnerfeldt y Starmarket

Four Hours Light

Starmarket

Ref: BC.202
Release date : 2 January, 2011
Format: LP

Cuando Starmarket estaban en activo quien esto escribe llevaba perilla, pantalones anchos y compraba discos en el 7 Pulgadas. También leía el Punk Planet y el Heartattack, dónde se les metía unas palizas a los grupos de Deep Elm que no veas. Excepto Starmarket. El grupo de Estocolmo fue el único de todo el catálogo de Deep Elm que disfruté de manera genuina y auténtica. Escuchaba sus discos y quería ser sueco, tener novia y disfrutar de la vida, irme de gira por ahí, bañarme en un rio, escribir poesía sobre gasolineras. Al igual que otras bandas de la época, Starmarket hacían canciones con un fuerte componente melódico y épica controlada que conectaron con un montón de chavales de clase media con flequillo en todo el mundo (un montón a nivel underground, se entiende). Tenían el perfil perfecto en lo que a emocore melódico se refiere: eran guapos (algunos miembros más que otros, cierto), habían ido de gira con Texas Is The Reason, eran cañeros pero les gustaban a las chicas y a la gente con corazón en general… Además tuvimos la suerte de tenerlos de visita bastante a menudo, de manera que les vimos crecer como banda ante nuestros ojos. El hardcore-pop de Starmarket (Dolores, 1995) reflejaba una cierta variedad de influencias no muy habitual en los grupos que venían del otro lado del Atlántico. En un momento podían sonar a Dinosaur Jr o a Archers Of Loaf y en otro a Jawbreaker o Samiam. Todo ello al servicio de un ojo para las melodías que nada tenían que envidiar a las de grupos como Jimmy Eat World, The Get Up Kids o The Promise Ring (ya no digamos bandas como Brandtson o Thursday) y que hace que a día de hoy uno pueda escuchar Four Hours Light con exactamente la misma devoción que once años atrás. Depuraron su estilo en Sundays Worst Enemy (Dolores, 1997) y empezaron a explorar las posibilidades del estudio y de una instrumentación más pausada y contemplativa en Calendar (Ampersand/Deep Elm, 1999). La madurez como grupo les llegaría en el año 2000, cuando entregaron este Four Hours Light(publicado por Ampersand en Europa y Deep Elm en EEUU) que BCore edita por primera vez en vinilo. La producción del LP corre a cargo de Pelle Gunnerfeld (miembro de los gloriosos Fireside) y proporciona el marco perfecto para que las emotivas canciones del grupo brillen en todo su escandinavo esplendor. Nada aquí suena a hardcore pop ya. El grupo se sabe en su mejor momento, con la confianza y experiencia necesaria para sacar el máximo partido a sus ya contrastadas dotes compositivas y se suelta el pelo grabando steel guitars, pianos, órganos, guitarras acústicas y un tratamiento de las voces que proporciona mayor variedad de registros, siempre dentro del pop rock. Las mejores canciones de Starmarket se encuentran aquí. Baby´s Coming Back, Into Your Arms, Don´t Leave Me This Way… Es imposible decir tres canciones, porque en Four Hours Light abundan los momentos en que entra un estribillo o un puente mágico, de esos que te hacen sentir feliz por ser sueco, digooo estar vivo. Un pequeño gran disco clásico al que no le ha salido ni una cana.