Formación

Enric Montefusco: voz, guitarra
Piti: guitarra, voces, melódica, mandolina, percusión
Carlos Leoz: guitarra, voces, calimba
Elías Egido: bajo, xilofón
Ricky Lavado: batería, percusión
Damià Bosch: saxo tenor, clarinete, batería, percusión

Grabado

Grabado por Josema Rubio y Gonçal Planas en los estudios Zero dB, El Prat de Llobregat, Barcelona.

The Latest Kiss

Standstill

Referencia: BC.097
Fecha de lanzamiento : 1 enero, 2003
Formato: CD, LP, Digital

LP SOLD OUT

Durante noviembre y diciembre de 2002, en plena campaña de presentación de su aclamado Memories collector, Standstill fueron llamados para un nuevo reto. Amantes del riesgo y de la inquietud musical, ya en 2001 protagonizaron una obra teatral dirigida por el provocador Rodrigo Garcia, en un hecho sin precedentes para un grupo de nuestra escena hardcore. Esta vez el reto fue estrictamente musical: ser capaces de reinterpretarse a si mismos en formato acústico. Este hecho de por si no tendría tan especiales connotaciones en cualquier grupo de rock, pop o indie en general; pero estamos hablando de Standstill, un grupo eléctrico, rabioso, intenso y agresivo sobre el escenario. Así pues, cuando se les convocó para algunas actuaciones acústicas en la sala Apolo de Barcelona o en el fórum FNAC, no dudaron ni un instante en acceder, pese al riesgo que ello conllevaba. Y, como todos esperábamos, el resultado fue alentador; Standstill no hacen ruido gratuito, ni necesitan siempre una muralla de decibelios para transmitirnos sus emociones, porque sus canciones tienen entidad por si mismas, más allá del sonido o la puesta en escena. De este modo, arropados por dos guitarras acústicas y una eléctrica sin distorsión, una mandolina, bajo, batería y perusiones, xilofón, saxo tenor, melódica, calimba, clarinete y, sobretodo, tres voces en un registro suave lejos de los habituales gritos, el ahora sexteto -tras la incorporación del saxofonista Damià Bosch- hizo un profundo ejercicio de autoanálisis para encontrar, con una valentía admirable, la esencia de sus propias composiciones y volverlas a vestir; esta vez no de cuero negro y tachuelas sino de terciopelo y seda: canciones como Welcome o Memories collector de su reciente álbum, Let them burn de The ionic spell y, atención, dos nuevos temas: When the curtain falls, donde se vislumbra su cada vez mayor amor por el rock ácido californiano de los últimos años sesenta, y donde se muestran cercanos a bandas contemporáneas como Motorpsycho, o la improvisación instrumental de Waiting for the panda, con un saxo tenor psicótico a lo Sweep The Leg Johnny al timón. Estos cinco temas son los que han sido grabados de la mano de la gente de Zero dB (Love of Lesbian) y presentados en formato de mini CD, como testimonio de la obra de un grupo que no deja de sorprendernos y despertar nuestra admiración.