Sparks

Bullitt

Referencia: BC.273
Fecha de lanzamiento : 3 enero, 2015
Formato: CD, LP, Digital

¿Qué mejor forma se os ocurriría de celebrar el décimo aniversario con vuestra banda que haciendo un recorrido por lo que ha sido el discurrir de todos esos años vividos? Pero claro, no serviría con el típico y aburrido recopilatorio. No, nada de eso. Lo ideal, creo yo, es sacar un disco, pero uno a estrenar. Con doce nuevos pildorazos. Con nueva energía. Y que por encima de todo muestre de forma bien clara lo que es a día de hoy tu grupo. Con toda la madurez lograda por el camino, sí, pero a su vez recuperando la energía y el alto voltaje de los inicios.
Bien, pues eso es lo que han hecho Bullitt en Sparks. Han agarrado un espejo y se han puesto delante de él para ver quiénes son, y de paso, de dónde vienen. Trallazos y desenfreno sobran por todo el minutaje, pero también encontrarás esos momentos más relajados que permiten respirar durante unos segundos, y observar el lugar dónde nos encontramos.

Su música, grabada como no podía ser de otra forma en los estudios Ultramarinos Costa Brava de Sant Feliu de Guíxols con Santi y Víctor García, tiene esa facilidad, tan complicada de lograr, de alegrar el día a quién la escucha. Standing In A Circle, primer single del Lp, representa perfectamente todas las caras del grupo. Rock & Roll deudor de los 90’, pero con la vista puesta en cualquier género que sin trampas ni artificios abogue por las composiciones redondas. Aquí hay pop, hay punk, hay ritmo, hay rabia, y lo más importante, hay honestidad. Y esa misma honestidad es la que encontrarás en Game Over o Sparks (temas por los que el Dave Grohl actual mataría), en Sister (puro hardcore melódico del de sus comienzos), o en On The Edge (donde se da cabida a la ternura y la reflexión).

Dicen que hay cierto parecido entre el que estas palabras firma, y el propio Xavi Calvet (guitarra y voz). Que podría incluso llegar a ser su doble, comentan los más atrevidos… y, sin embargo, nada tenemos que ver. O puede que sí. Porque aunque él creció en la costa brava dentro de su Washington particular, y un servidor en la meseta central entre barrios del extrarradio manchego, existe un vínculo universal que acerca y une a la gente sin importar los kilómetros de distancia. Dicho vínculo tiene que ver con el gusto por la luz, con el disfrute de una buena melodía, y en definitiva, con saber sonreír ante canciones que no olvidan cierto regusto melancólico, pero que por encima de todo tratan de hacer de tu día un día mejor. Todo ello se extiende y se completa con Carlus (guitarra, coros), Ferran (bajo, coros) y Enric (batería), el resto de miembros de la banda, y componentes esenciales de este cocktail rebosante de amistad que acaba de completar el que ya es su cuarto Lp juntos. Como bien dice Friendship Never Ends, la amistad de estos cuatro nunca terminará, y quién quiera encontrar las razones de que Bullitt sigan hoy centelleando tanto o más que el primer día, tendrá que acogerse a esta premisa. Feliz X aniversario, y larga vida.

Amalio Varela