Novo Tropicalismo Errado

Coconot

Referencia: BC.134
Fecha de lanzamiento : 2 enero, 2005
Formato: CD, Digital

CocoNot no tienen ningún interés especial en proponernos reflexiones existenciales, en hablar de la levedad del ser o de la diferencia entre materia y forma. Ni de llorar por amores no correspondidos o reivindicar el advenimiento de la revuelta del proletariado. Hablan de vísceras y ectoplasmas. Porque no se puede (ni se quiere, en su caso) hablar de otra cosa cuando te tomas tu grupo de música de la manera tan peculiar como ellos se la toman. Sólo con decir que el tiempo de elaboración de este disco no es superior a tres días, para componerlo y grabarlo, ya vemos que aquí la cosa va por otros derroteros de los que estamos acostumbrados. Obviamente, tres días son insuficientes para crear un disco mínimamente decente de cualquier otro grupo de nuestro mismo sello. Pero cuando se trata de plasmar, simplemente, un momento muy concreto de expresión personal en un disco, no solo se entiende, sino que es recomendable -por aquello de que dar muchas vueltas a algo le hace perder espontaneidad- que todo vaya muy deprisa y con sobrecarga de intensidad temporal. Por esta razón el debut de CocoNot es un disco tan especial, porque no es un disco concebido como tal sino una improvisación grabada a la manera del free jazz. Aunque aquí no haya nada de jazz (aunque mucho de free), ya que los elementos con que Pablo (también en la Orquesta de la Muerte y Dead Man On Campus) y Alfredo, dueto de primos hermanos canarios afincados en Barcelona, dan rienda suelta a sus subidones de adrenalina son la batería, la voz y una guitarra. Aderezados con algún que otro chisme tecnológico, cuatro instrumentos de percusión y una flauta, los diez temas de Novo Tropicalismo Errado (con versión de Sun Ra incluida) son el fruto de una explosión creativa espontánea, desafiante y desenfadada, con la peculiaridad de que además de ser fiel reflejo de la personalidad de dos mentes inquietas tienen la capacidad de conquistar nuestra retentiva a la primera escucha, y ofrecernos una verdadera orgía de melodías y aspavientos vocales y rítmicos en un tiempo récord. Según palabras de su mismo productor Jens Neumaier, puro Krautrock latino.