Formación

Iván: guitarra
Chris: bajo
Salva: guitarra y theremin
Gerard: guitarra
David: batería

Grabado

Producido por Diego Güiz en sus estudios High Gain de Barcelona

Himnos Olímpicos

Pupille

Referencia: BC.122
Fecha de lanzamiento : 12 enero, 2005
Formato: CD, Digital

Quien se inventó el dilema independiente-mainstream seguramente se refería a los factores, digamos, económicos, comerciales que distinguen ambos mundos. En el primero, claro está, lo comercial brilla por su ausencia, porque no mueve cantidades de dinero demasiado destacables. Eso significa que su razón de ser sea la creación artística pura y dura, acompañada, eso sí, de cierto reconocimiento por parte de quienes estudian y dan fe de las diversas manifestaciones artísticas que tienen lugar a nuestro alrededor. El único problema es como las deficiencias económicas lastran el potencial creativo de un grupo musical, y, por consiguiente, la posibilidad de desarrollar una sólida carrera artística en estas condiciones precarias tiene más mérito que llenar un estadio de fútbol. Y en ese terreno pantanoso es por dónde Pupille han sabido mantener el equilibrio durante nada más y nada menos que 7 años. Pero el mérito es doble si cuando lo que haces no tiene una voz, un estribillo que busque enganchar al oyente; ni una estructura sinuosa y fácil de seguir; ni un sonido edulcorado, ni un ritmo bailable, ni una palabra tararareable. Y cuando, a pesar de todo eso, consigues llegar al oyente, ganando adeptos concierto tras concierto y, sin dejarse intimidar por un mundillo musical ávido de hypes, mantienes y desarrollas un discurso personal que culmina, hasta la fecha, en un disco maduro, profundo e imaginativo, entonces llega el momento de prestar atención a estos veteranos de Tarragona.
Después de su debut Monochrome (2000) y de su segundo trabajo S/T (2002), ambos editados por su propio sello Slow Coloured Records (Beef, Zul…) este flamante Himnos Olímpicos supone su aterrizaje en BCore, donde los sonidos post-rock cercanos a A Room With A View, The For Carnation, Touring Machine o Mogwai siempre han gustado. Por la densidad dramática de sus atmósferas, por la aspereza de su sonido y por su variedad de recursos y, sobre todo, por la contundencia de su sonido en directo, labrado a través de actuaciones y actuaciones con grupos de su entorno más inmediato como Camping, Migala, Lisabö, Standstill, o Madee hasta Australian Blonde, J Majesty o Garrison. Grabado por el emergente Diego Güiz en sus estudios High Gain de Barcelona, estas marchas e himnos olímpicos son dignas de medalla.