Greus

Greus

Referencia: BC.280
Fecha de lanzamiento : 9 Enero, 2015
Formato: LP, Digital

Edu Rodriguez e Iván Ruíz son dos músicos con una larga trayectoria en esto de conducir por el desierto de noche. Ambos acumulan más de quince años tocando en grupos: Edu haciéndose cargo de la batería en los madrileños Moho (uno de las formaciones de referencia en la escena europea de stoner rock) e Iván en formaciones legendarias como Moksha o los old school hardcore heroes XMilk (en los que curiosamente tocaba la batería y no la guitarra). Tras poco más de dos años en los que el dúo ha ido macerando las canciones en barrica de roble (inolvidables sus conciertos abriendo para los americanos Eagle Twin), al fin podemos hincarle el diente a su primer LP, —-, grabado -como no podía ser de otra manera- por Santi García, en los estudios Cal Pau Recordings. Con un currículum como el de esta pareja de amigos sólo un jodido loco podría esperar un disco de electrónica o de canción de autor. Efectivamente, lo que encontramos es una colección de canciones -casi- enteramente instrumentales que harán que Tony Iommi acaricie a su gato junto al fuego con una sonrisa de satisfacción en los labios, cabeceando con parsimonia al ritmo de la música.

El disco se abre con un trallazo de rock pesado y enérgico (Brou de cultiu) que en ningún momento busca el camino previsible y que nos hace salivar ante la perspectiva de ver a Greus en directo. Sabbath, Melvins, High On Fire, Celtic Frost. Mitocondria, la segunda canción, es el momento menos directo del disco. Cathedral, Boris, Earth. Diez minutos en los que el grupo nos lleva de viaje, en un imaginativo y atmosférico tour de force compositivo que constituye la pieza central del disco y que resume perfectamente todas las virtudes del dúo: utilizar patrones estilísticos ciertamente reconocibles con el fin de renovarlos y poder proyectar la personalidad del grupo. Engrudo, El No Yo y Cervical 3 vuelven a poner las cosas en su sitio: riffacos de doom sludge en canciones trabajadas y ejecutadas sin misericordia, en las que Iván y Edu dejan patente su compenetración, acelerando y levantando el pie del acelerador con maestría. Fuego y destrucción para regenerarse!