Canciones de Sobra

Cala Vento

Referencia: BC.324
Fecha de lanzamiento : Enero 2018
Formato: LP

Conocí a Cala Vento con su primer disco, fue oírlos y al poco tiempo tocar juntos en Barcelona, desde entonces les he seguido la pista. Era una época en la que no encontraba grupos nuevos que realmente me gustaran, y ellos aparecieron en el momento justo. Menos de dos años después estoy escribiéndoles la hoja de promo de su nueva referencia, “Canciones de sobra” (BCore 2018), esa nota que llega a los medios y que, estoy convencido, casi nadie lee atentamente. Así que iréal grano.

Aleix y Joan llevan un año meteórico, frenético, sin parar de tocar en todos los sitios posibles y dejándose ver en decenas de festivales de aquí y allá. Ellos pueden, son jóvenes, se divierten, hacen canciones buenas que acaban llegando a la gente, están creciendo y, sobre todo, se nota que tienen una pasión desbordante y unas ganas tremendas de seguir adelante. Este combinado les hace casi imparables.

Ahora, entre concierto y concierto, sacan del cajón 3 cortes que quedaron fuera de su segundo disco por cuestiones de espacio, que no de calidad, ya que cualquiera de ellas encaja perfectamente en el micro mundo de “Fruto Panorama” y no baja el nivel, ni musical ni lírico.
“Canciones de sobra”, “Arquitectura” y“Benidorm” son la cara C de “Fruto Panorama”, el disco editado por BCore hace hoy justamente un año. Este nuevo vinilo de 10” es una expansión de ese disco, la bola extra, esa postdata que olvidaron incluir hace un año cuando se editaron el resto de canciones. Por eso, en lo musical y en la producción no hay mucho que contar: mismo estudio, misma producción, mismas sesiones de grabación, mismas fechas y misma calidad.

Son Cala Vento, con su ya sello propio y característico. Un grupo de 2 personas capaces de hacer equilibrios sobre la delgada línea que separa al ROCK y al POP con mayúsculas. Ellos soncapaces de dominar los silencios, las paradas y los arrebatos como nadie, contando y cantando sus vidas a bocajarro y, lo más importante, también son capaces de transmitir cosas, que es lo que para mímarca la diferencia. No todos pueden ni saben hacer letras que conviertan lo cotidiano en algo emocionante. Ya lo decían ellos mismos: “La melodía te ayuda a crecer, las buenas letras te llevan al altar”. Lo saben bien.