Formación

RJ Sinclair: voz
RR Sinclair: guitarra
SF Sinclair: bajo
JM Sinclair: batería

Grabado

Producido por Santi Garcia en Sant Feliu de Guixols en los estudios Ultramarinos Costa Brava, Sant Feliu de Guíxols

Black Noise Is The New Sound

Tokyo Sex Destruction

Referencia: BC.114
Fecha de lanzamiento : 5 enero, 2004
Formato: CD, LP, Digital

Llega el nuevo sonido, la nueva actitud y el nuevo disco de Tokyo Sex Destruction. Los cuatro de Vilanova han encontrado un hueco en su apretada agenda de conciertos por Europa y Estados Unidos para grabar 11 nuevos temas que confirman lo que todos sospechábamos: detrás del salvajismo de sus directos, de su actitud desafiante y descarada, de su pasión por el descontrol y el sudor en el escenario se esconde una banda que sabe tocar, que sabe perfectamente lo que está haciendo y que ha conseguido el equilibrio perfecto entre el caos y la entrega del directo y unas composiciones sólidas, trabajadas y redondas. Los Sonics y MC5 siguen estando en las coordenadas básicas de la banda, si bien en este Black noise is the new sound la banda ha destapado su pasión por la psicodelia, los arreglos de todo tipo (percusiones, teclados, armónicas…) y su buen hacer a la hora de combinar medios tiempos y temas cercanos al pop psicodélico con los temas salvajes marca de la casa a los que nos tienen acostumbrados tras sus dos primeras referencias Le red soul comunnitte (10 points program) y The big red box for the syndicate of emotions. La banda ha crecido, han aumentado sus puntos de mira musicalmente y los guiños retro de su música ya no sólo abarcan el rock’n roll garajero de sus inicios, sino que se aventuran en sonidos y estructuras que pueden recordar a partes iguales a los Doors, The Animals, Hendrix o The Kinks. Encontramos en este disco a unos Tokyo Sex Destruction con ganas de sonar directos y cercanos (una vez más el trabajo de Santi Garcia a los controles de grabación le da a la banda un sonido añejo, crudo y sin artificios), con ganas de demostrar que se desenvuelven bien en la tormenta sónica de temas como The bridge o New magazines y de ahí pasar a las melodias pop de Birds on the velvet roof de la misma forma que dan rienda suelta a su vena mas experimental y psicodélica en temas como Black cold heart o Soul party N.2. Todo un tratado de rock’n roll, soul, psicodelia y desparpajo punk en el disco que confirma a Tokyo Sex Destruction como una gran banda que se puede mover con soltura tanto en circulos puristas de rock como en la escena punk y basicamente en cualquier sitio donde la música sincera, directa y honesta sea valorada. Un 10 para ellos.