Xmilk

Su periplo discográfico se inició con la edición a través de BCore de su primera demo, bautizada Personal (BC.32) en 1995, culminando el trabajo realizado en su local de Sabadell desde el año anterior y habiendo debutado ya en directo. El hardcore de la vieja escuela, con unos tintes melódicos a lo 7 Seconds que posteriormente desaparecerían estaba al orden del día, aunque pasarían todavía algunos meses hasta que llegara la grabación de su primer CD, el mini Function, coeditado por BCore y el sello burgalés Fragment. Durante este tiempo la banda ve como Alex (guitarra) y Joan (bajo) abandonan sus filas, para ser reemplazados por Dani y Manel. Function representó una verdadera sorpresa para todos aquellos seguidores del género que echaban en falta una buena grabación de un buen grupo local, combinación que nunca parecía ser posible hasta que Xmilk consiguieron demostrar que sí lo era, de manos de un Xavi Navarro que desde entonces se convertiría en estrecho colaborador de la banda. Su hardcore clásico se empezó a pasear por todo el estado en una gira que les permitió establecer fuertes vínculos con Euskadi especialmente, en julio de 1997. Poco después empezaría la gestación y grabación de los temas de su segundo álbum, Scarcity, que vio la luz en 1998 a través de BCore. Scarcity llegaba mucho más lejos que su predecesor, añadiendo una importante dosis de modernidad a un género que, en aquél momento, solo parecía reinventarse a través del metal. Con su punto de mira en el nuevo hardcore sueco de Refused o Abhinanda echaron mano de sus viejas influencias como Gorilla Biscuits y Youth of Today para sacudirles el polvo y actualizarlas, gracias a unos textos comprometidos aunque no excesivamente aleccionadores y una extraordinaria calidad técnica resaltada por Xavi Navarro en la grabación. Tan especial era su sonido que, por primera vez en mucho tiempo el oyente no podía apenas reconocer si se trataba de una grabación extranjera o local, lo que les reportó todo tipo de buenas críticas por parte de la prensa e hizo augmentar su público. A lo largo del año se sucedieron las actuaciones por toda la península, pero pronto les resultó difícil compaginar sus estudios con la banda y tras una recta final con Boliche (ex-Subterranean Kids) a la batería, decidieron poner fin a su actividad como banda. Años más tarde, en 2005, algunos conciertos en homenaje a los 15 años de historia de BCore les permitieron despedirse como quizás no habían podido hacer antes en condiciones.